Uncategorized

La creación musical llega a todos los rincones de internet

la creación musical en el porno

La industria de la música tiene que seguir el ejemplo del porno español (bueno, más bien mundial). Estamos hablando de  las indusrias que se destacan por la captura masiva de usuarios, mientras que luchan para convencer a los consumidores a pagar por sus productos de cara a la disponibilidad de las versiones digitales gratuitas. 

La música es probablemente una de las últimas cosas que pensar cuando se está viendo un video porno. Pero a pesar de la historia de la pornografía de la que ofrecía bandas sonoras más kitsch o synth-heavy, el sitio porno más grande en el mundo, anunció hace unas semanas que están empezando un sello discográfico. Billboard reporta que Pornhub junto con empresas como Xvideos está planeando hacer su propia firma discográfica llamada Pornhub Records, la cual dará lugar un concurso para encontrar el “último himno” de Pornhub. El ganador recibirá un presupuesto de $ 5.000 para producir su propio vídeo, que a su vez se transmitirá en Pornhub.tv con una garantía de medio millón de vistas al mes.

Mientras que la industria de la pornografía y los videos musicales pueden parecer extraños compañeros de cama, el vínculo entre la pornografía y videos musicales es bastante apropiado. Si ves cualquier compilación de YouTube sobre los “videos musicales más atractivos”, estarías en apuros por encontrar las diferencias entre ellos y el tipo de pornografía softcore encontrado en los canales por cable de suscripción. Como una forma de arte, los videos tienen una larga historia de mantener lo sexual al margen de la imagen, pero en el último año, estos han alcanzado un nivel de claridad que se ubica en la línea borrosa entre el erotismo y la pornografía.

El porno y videos musicales siguen ocupando distintas esferas sociales y artísticas, y más desde la llegada del porno movil. La pornografía es estigmatizada culturalmente en la corriente principal, mientras que los videoclips todavía se interpretan como una forma legítima de expresión cultural. El objetivo principal de la pornografía es fomentar la satisfacción masturbatoria mientras que videos, que a menudo suelen ser excitantes, no necesariamente tienen la misma intencionalidad detrás de lo que realmente son, simplemente buscan materializar la armonía musical y la historia que exiten tras su mensaje.

Actualmente el porno y la música se encuentran en polos opuestos, aunque muchos artístas han querido unir ambos conceptos y presentarlos de manera conjunta para que sus fans vean más porno y escuchen más música ¿Suena lógico?