Uncategorized

El viejo arte de hacer música para el porno

musica porno

La pornografía, especialmente la pornografía de la vieja escuela de la época dorada de los años 1970 y 80, puede llamar a las imágenes de voyeurismo morboso, encuentros fantasiosos y enredos físicos sobrehumanos. Pero detrás de las líneas de actuación y la mal doblada e insoportable pornografía de ese entonces los nuevos y actuales videos de bangbros goporno gratis ofrecen más que una experiencia satisfactoria y única, donde los mismos directores y productores van de la mano con la banda sonora que se usará en los videos, ese punto de referencia aspira una buena producción cinematográfica.

Al igual que con películas independientes de hoy, la falta de presupuesto originaron el ingenio – y a veces un poco de cosas creativas – abriendo la puerta trasera a las innovaciones en el muestreo, el doblaje, técnicas de estudio y producción electrónica. Incluso ahora, los productores de bangbros en línea están cambiando la forma en que escuchamos el sexo.

La sobresaturación vertiginosa de títulos porno de estudio continuó a través de la edad del DVD de los años 90, hasta que las cámaras digitales y fue ahí donde la Internet comenzó a inundar el mercado con clips de aficionados, en sustitución de bandas sonoras con ruido de ambiente – perros ladrando, lavadoras, timbres, tonos de llamada, notificaciones de chat, el tráfico exterior, programas de radio, mixtapes de hip hop, otra película porno del televisor o en el ordenador incluso. La presión ahora en grandes estudios porno como en Bangbros, va más allá de simplemente mantenerse a flote en un mar de la libre competencia, es emular la estética de aficionados sólo lo suficiente para aprovechar a sus fans.

Muchos dicen que por lo general los videos de Bangbros gratis poseen escenas en muchos de sus canales clips con una sola cámara montadas con un micrófono. Es una de las razones por las que las bandas sonoras de la pornografía se convirtieron en una cosa así del pasado, cuan era que tenían que trabajar en torno a la tecnología disponible, como barreras de sonido y seguimiento analógico. Pero hoy en día ese pequeño micrófono en nuestras cámaras recoge todos los sonidos.

La tecnología avanzada que se aproxima ofrece nuevas oportunidades para la música electrónica y el diseño de sonido e incluso el arte. Realidad aumentada de inmersión, proyección holográfica, juguetes y muñecas del sexo en medios realistas exigen una banda sonora que valientemente extiende a ambos lados del sintetizado e hiperreal espacio en el que se graba el video. Por eso, la música de la pornografía puede llegar a ser tan flexible como una lista en Spotify.